Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2012

Yo Soy 132: La esperanza de un cambio verdadero.

En las calles camina un espíritu de renovación de la política bajo las siglas de Yo Soy 132 que está aglutinando no sólo a jóvenes universitarios, sino también a preparatorianos, amas de casas, campesinos, músicos, artistas, trabajadores y muchos abuelos. El deseo de limpiar el sistema político mexicano aparece en cada vez más ciudades en una ola de esperanza que nada ni nadie podrá detener. Más que declararse a favor de un candidato este movimiento se pronuncia por cambiar la cultura política de la corrupción, la manipulación y el clientelismo.



Los jóvenes del movimiento saben que la lucha no termina el 1 de julio con la emisión de un voto informado, ellos preparan la agenda para trabajar por la transformación del sistema político: democratización de los sindicatos, reactivación del campo, reforma política que incluya el referéndum y el plebiscito, cambio de estrategia contra el crimen organizado, cese de Elba Esther Gordillo, acceso a la educación, crear la secretaría de ciencia…

Tejiendo Comunidad reconstruimos la Sociedad

Del 15 al 17 de junio se reuniránjóvenes católicosencuatrociudades del país para analizar el tema de la violenciaenMéxicoy formarse como promotores de la reconstrucción deltejidosocial. Son jóvenes que pertenecen a laRed Juvenil Ignaciana, una articulación degrupospromovida por los jesuitas de México que viene trabajando a partir del año 2008. DesdeXalapa,Tepic,OaxacayChihuahuase empezarán a entretejer acciones para una patria en paz y secundar estedeseoen el país de una ciudadanía consciente e informada.


 Lasrespuestasgubernamentales a la situación de violencia que vive nuestro país se han quedado en acciones policíacas y punitivas, como el patrullaje e instalación de retenes por parte del ejército, incremento de armamento en loscuerpos de seguridad, búsqueda y aprehensión de algunos narcotraficantes, oacuerdosgubernamentales para depurar a los cuerpos policíacos. Se reduce la visión de la violencia en el país al mundo delnarcotráficoy el llamado "crimen organizado".



Exi…

Yo soy 132: Compasión por las víctimas de la corrupción

La compasión por las víctimas de la represión de Atenco desató los gritos de los jóvenesuniversitarios en la visita de Peña Nieto a la IBERO. Algunos de los jóvenes que portaban las cartulinas o gritaban la consigna "Atenco no se olvida" habían escuchado el testimonio de las madres de Alexis Benhumea y Javier Cortéz Santiago, jóvenes asesinados en ese operativo; otros conocieron a las mujeres que fueron violadas, y muchos más recordaban las imágenes tan violentas trasmitidas por televisión en ese 2006. Los que gritaban ¡Asesino! a Peña Nieto expresaron la compasión reprimida en el corazón de muchos mexicanos ante el hombre que ordenó el operativo policiaco. En ese momento los jóvenes universitarios dejaron salir de su garganta el grito de loscampesinos que no pudieron expresarlo ante el autor de la tragedia. 

El movimiento "Yo Soy 132" empezó enarbolando la bandera de la democratización de los medios, algo que generó mucha simpatía entre una ciudadanía consciente de…

EL CUERPO - Frei Betto

En torno a la fiesta del Corpus Christi es bueno recordar que una línea vertical divide a los seres humanos entre vencedores y vencidos, aliados y enemigos, fieles y herejes. Baja desde la abstracción del lenguaje, consustanciado en ideologías y creencias religiosas, hasta alcanzar su punto más cruel: la segregación de cuerpos.
“Una rosa es una rosa es una rosa”, declamaba Gertrude Stein. Todos de acuerdo. Sin embargo no hay consenso en que “una persona es una persona es una persona”. Los nazistas les niegan a los judíosel derecho a la vida, igual que hay judíos que se sienten superiores a los árabes, y árabes que asesinan a cristianos que no comulgan con sus creencias, y cristianos que excomulgan espiritualmente a judíos, musulmanes, comunistas, homosexuales y seguidores del candomblé. Una persona es su cuerpo. Vive al alimentarlo y hace de él expresión de amor y engendra nuevos cuerpos. Muerto el cuerpo, desaparece la persona. Sin embargo llegamos a las puertas del tercer milenio en u…