Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2012

CÓMO VIVO MI FE ENTRE LOS MARGINADOS

Tenía que recorrer 10 km cada día para ir al cole.  En mi último año de secundaria -cuando tenía 17 años- hubo una gran sequía en la región. La gente estaba amenazada por el hambre, luchaba por conseguir agua potable y mi familia sufría las consecuencias de esta situación. Apenas comíamos una vez al día, ver elarroz en la mesa era como ver al mismo Dios y que todos pudiéramos tener una comida completa era una experiencia de su gracia.
En aquel tiempo se celebró por primera vez el 'Mercado de fin de semana' a tres km de mi pueblo. Nuestra vaca podía ser una fuente de ingresos para nuestra familia, así que mi madre la ordeñó para llevar la leche al mercado y venderla.  En media hora vendió la leche, que gustó mucho a sus consumidores. Con el dinero que obtuvo, compró un poco de arroz y verduras frescas y, así, después de mucho tiempo, pudimos tener todos una comida completa. Aquella noche dormimos bien.
La semana siguiente mi madre preparó de nuevo la leche con más cuidado aún que…