Ir al contenido principal

Sin hogar

Por María González Gómez.
Guadalajara, Jalisco.
Abril de 2013



Regresas de viaje y no te sientes en casa, tu anterior paradero tampoco lo era, viajero con rumbo fijo, misionero con itinerario. Muere el espíritu aventurero, dónde quedó la novedad y la mochila que hace de antiguo ropero, un par de botas y un mapa sin ruta.

No sientes pertenencia en tus rumbos, la gente que te reconoce en la calle ya no te es más familiar; has dormido al intemperie y ahora el techo te sofoca y las paredes aprisionan.

   Sin lugar, porque todo elogio de victoria desmerece, la conquista no es como la pintan: no hay orgullo ni ganancia, fue tan sólo un tiempo compartido, una historia llena de individuos que, como muchas otras, así, pasó de improvisto.

Ahora añoras el cielo limpio, aunque lo sigues mirando, aquel era distinto y lo sabes; nunca fue tuyo pero, algo en ti se sentía de él. No más sorpresas por la mañana, aquí el detalle se acaba, hoy sabes que sigue, pues ayer se te anunció; lo quieras o no, las horas están fijas y no puedes mover las manecillas del reloj.

Sin paradero, pidiendo en cada puerta asilo de pan, un vaso de agua, y si la caridad a de mostrarse, unas cuantas monedas para seguir el viaje.

Expuesto al clima, al sol, su calor, a su ausencia y su fría correspondencia, empatadas con la bella y solitaria luna que orquestea el firmamento repleto de estrellas, tintineantes, individuales: si tan sólo supieran que aquí abajo las vemos en conjunto, quizá no lucharían tanto entre ellas por sobresalir.

Sin más, sin hogar, pues tu propia y cómoda cama, no resulta muy diferente del ajeno y frío, duro suelo que antes veló tu sueño sin pedirte ningún sueldo.

Nómada errático, cuya casa y techo son el universo entero, ama a su amigo contrario,

avanzado sedentario: te han mostrado como astuto, y sin embargo tu nombre me suena a flojera, pies cansados y estómagos saciados que volverán a tener hambre, pues, tarde o temprano.

Sin hogar, repito, pues el mundo está lleno de mendicantes que ruegan por consuelo. Un verde y angosto camino, vías del tren o pavimento, grandes edificios, casas a punto de caer; la miseria humana no tiene preferencias, llega por igual, solo que algunos han encontrado la manera de encubrirla: espejismo en un desierto de luces y palabras, le cambian de nombre, le ponen apellido que suene.

Vagabundos todos, o al menos yo y ahora sé, muchos otros. En busca de respuestas, recorremos caminos hasta los extremo de lo conocido, cuidando de entrar en terrenos que  esconden secretos para los cuales aún no nos sentimos listos.

Y así, aquí estamos y seguimos, cargando nuestra casa ligera y queriéndola instalar en el terreno de cualquiera que nos abra las puertas; arraigo y desapego son tan sólo pasos del proceso, fácil es acostumbrarse, difícil tener que decidir si ir y alejarse, si regresar y abandonarse.

Sin hogar, porque ahora sabemos que una casa, sobre cualquier aire y mirada se puede edificar.

María G. Gómez 
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Reflexiones sobre el machismo

07.05.07
Por: Eduardo Anaya Sanromán

Joto, maricon, hijo de la chingada... son palabras ofensivas, cuyo origen es la falta de hombría y la poca autoestima de quien las dice.

“Dime de que presumes y te diré de que careces”.

En pleno siglo XXI en nuestro México y en muchos países del mundo, los hombres abusan de las mujeres, las utilizan y las golpean, como si fueran animales. Se trata de un problema cultural muy grave. El machismo no solo afecta psicológicamente a todos los miembros de la familia sino que, manifestado en la violencia doméstica también es causa muerte y suicidio.

El machismo en México tiene su origen en una confusión de identidad, heredada desde tiempos de la conquista. En ese entonces los mestizos, no querían reconocer su lado indígena, pero tampoco aceptaban cabalmente su lado español, su sangre blanca. Los niños mestizos y los criollos eran atendidos por mujeres indígenas y de ellas recibían el cariño, mientras que el soldado español, padre ausente, fue el primer mod…

Frases sueltas sobre Afectividad

Fragmentos de "Somos afectivos"
Autor: Silveira


Ante una elección de estado de vida.

“Las decisiones vocacionales mas fundadas y valederas no son el resultado de la elección fría y racional de un determinado sistema de vida, sino aquéllas que se plasman como concreción viva del amor entusiasta por la persona de Jesucristo”.

Represión.

“La educación infantil en muy buena medida ha sido represiva. Paulatinamente, el niño va aprendiendo a refrenar, él mismo, sus impulsos. Con la represión, el sentimiento se torna inconsciente – como si no existiera – generando un bienestar puramente aparente”.

“…Hasta el más profundo odio debiera ser reconocido en su existencia y el sujeto debería reconocerlo por lo menos en su más honda intimidad: “Siento odio por X, por esto o por aquello”, sin sentirse condenado por experimentar tal sentimiento, lo que evidentemente no quiere decir que se considere apropiada la acción motivada por el odio…


Los sentimientos vienen de la percepción – subjetividad
¡L…

Datos Casa de Ejercicios Espirituales de Puente Grande, Jal.

CASA DE EJERCICIOS ESPIRITUALES IGNACIANOS DE PUENTE GRANDE, JALISCO


INFORMES Y RESERVACIONES

Sr. Eduardo Cervantes Medina

Instituto de Literatura
45420 Puente Grande, Jalisco
Tel. 01 (33) 37 35 - 03 - 13 y 01 (33) 37 35 - 05 -13
Fax 01 (33) 37 35 06 59

Correo Electrónico: mailto:casadeejerciciospuentegrande@gmail.com

Encuentra el calendario anual de Ejercicios Espirituales por ciudad y estado en


www.sjmex.org

AMDG