Ir al contenido principal

Tres muertes en noviembre, Chalco 2015

TRES FALLECIDOS EN UNA SEMANA – 25 de noviembre de 2015

Me tocó celebrar las exequias de tres hombres en esta semana. Las causas de fallecimiento son de las más comunes en estos municipios de la zona oriente del Estado de México (Chalco): Balazo por robo, cirrosis hepática y diabetes.

1.- Una mujer joven (entre 25 y 35) pierde a su esposo de cuarenta y tantos años, asesinado por poner resistencia en un robo. Lo único que ella sabe es que él andaba en su bicicleta y que le llamaron de la policía de Valle de Chalco para ir a reconocer el cuerpo de su hombre. Se quedan la viuda y sus dos hijas, de 5 y 2 años. Un hijo más grande, quizá de una primera pareja, se mantiene de pie junto al ataúd, con los ojos hinchados de llorar. Las hermanas del difunto lloran profusamente. Sobre todo la mayor, la que más convivió con él. Dice que él las aconsejaba y procuraba que no cometieran errores porque cargarían con las consecuencias. “Él cometió errores, y no quería que nosotros sufriéramos por pasar lo que él pasó” Otra de las hermanas recuerda que a su hermano le gustaba mucho ir al monte. “Era donde él se sentía libre”. La madre del difunto es pastora. Lleva a pastar a sus ovejas dos o tres veces por semana al jardín que está a un costado de nuestra comunidad. La madre está deshecha, tanto o más que la esposa. El padre del difunto, con el rostro endurecido, se traga el llanto y el dolor.

2.- Varios niños (sobrinos) lloran mientras postrado en la cama un hombre se aprieta la zona del vientre bajo en posición fetal. Ha pasado toda la noche vomitando sangre, incluso con pedazos de carne. Su pareja me dice que él ya no quiere ir al hospital, ya le han desahuciado y solo queda esperar su muerte. Hacemos oración en familia. Le tocó la frente. Está empapado en sudor. – Si te arrepientes de tus faltas aprieta mi mano. Siento la presión. Después de la oración comunitaria le pongo agua bendita, le unjo el aceite para enfermos y moribundos, le impongo las manos. Dios le habla palabras de consuelo. Le ha perdonado todo. El hombre pide ver a los hijos que tuvo con su primera esposa, ellos no llegan, él está en agonía… A esta hora pienso que ya va camino a la Casa Grande de Nuestro Padre.

3.- La diabetes y sus secuelas cobra la vida de un septuagenario al que hace tres o cuatro meses le amputaron la pierna. La esposa está tranquila, los hijos se perciben más conmovidos y sus ojos denotan el dolor de la pérdida. Varios familiares y amigos comparten anécdotas del difunto. La ahijada dice que su padrino siempre la trató muy bien. Un nieto comparte que su abuelo lo inició en la música, su mundo actual. Uno de los hijos dice que su padre siempre recibió a todos sus sobrinos en su casa, que nunca les cerró las puertas a nadie, porque no quería que nadie pasara lo que él pasó de niño. Una hermana recuerda que cantaba con él y otra hermana, y que su hermano tocaba guitarra y violín. Un hijo que vive en Estados Unidos mandó contratar mariachi para el velorio, antes de llevarse el cuerpo de su padre al panteón. El mariachi llega y le cantan sus canciones preferidas. Escucho, contemplo, abrazo y soy abrazado, mientras ellas y ellos lloran.


Violencia en las calles, diabetes, alcoholismo. Por eso murieron tres hombres, cientos de personas, acá en Chalco, Estado de México. Señor, acompaña a sus familias en su dolor.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Reflexiones sobre el machismo

07.05.07
Por: Eduardo Anaya Sanromán

Joto, maricon, hijo de la chingada... son palabras ofensivas, cuyo origen es la falta de hombría y la poca autoestima de quien las dice.

“Dime de que presumes y te diré de que careces”.

En pleno siglo XXI en nuestro México y en muchos países del mundo, los hombres abusan de las mujeres, las utilizan y las golpean, como si fueran animales. Se trata de un problema cultural muy grave. El machismo no solo afecta psicológicamente a todos los miembros de la familia sino que, manifestado en la violencia doméstica también es causa muerte y suicidio.

El machismo en México tiene su origen en una confusión de identidad, heredada desde tiempos de la conquista. En ese entonces los mestizos, no querían reconocer su lado indígena, pero tampoco aceptaban cabalmente su lado español, su sangre blanca. Los niños mestizos y los criollos eran atendidos por mujeres indígenas y de ellas recibían el cariño, mientras que el soldado español, padre ausente, fue el primer mod…

Frases sueltas sobre Afectividad

Fragmentos de "Somos afectivos"
Autor: Silveira


Ante una elección de estado de vida.

“Las decisiones vocacionales mas fundadas y valederas no son el resultado de la elección fría y racional de un determinado sistema de vida, sino aquéllas que se plasman como concreción viva del amor entusiasta por la persona de Jesucristo”.

Represión.

“La educación infantil en muy buena medida ha sido represiva. Paulatinamente, el niño va aprendiendo a refrenar, él mismo, sus impulsos. Con la represión, el sentimiento se torna inconsciente – como si no existiera – generando un bienestar puramente aparente”.

“…Hasta el más profundo odio debiera ser reconocido en su existencia y el sujeto debería reconocerlo por lo menos en su más honda intimidad: “Siento odio por X, por esto o por aquello”, sin sentirse condenado por experimentar tal sentimiento, lo que evidentemente no quiere decir que se considere apropiada la acción motivada por el odio…


Los sentimientos vienen de la percepción – subjetividad
¡L…

Principio y fundamento Pedro Arrupe

Me dio muchísimo gusto saber noticias tuyas y de tu familia y poderte dedicar estas letras. Te dejo con un texto del Padre Pedro Arrupe, que fue General de la Compañía de Jesús:

“No hay nada más práctico que encontrar a Dios.
Es decir, enamorarse rotundamente y sin ver atrás.
Aquello de lo que te enamores, lo que arrebate tu imaginación, afectará todo.
Determinará lo que te haga levantar por la mañana,
lo que harás con tus atardeceres, cómo pases tus fines de semana,
lo que leas, a quien conozcas, lo que te rompa el corazón,
y lo que te llene de asombro con alegría y agradecimiento.
Enamórate, permanece enamorado,
Y esto lo decidirá todo”

Pedro Arrupe.

Te quiero mucho,
tu hermano en Jesucristo N.S. Lalo