Ir al contenido principal

Frases sueltas sobre Afectividad

Fragmentos de "Somos afectivos"
Autor: Silveira


Ante una elección de estado de vida.

“Las decisiones vocacionales mas fundadas y valederas no son el resultado de la elección fría y racional de un determinado sistema de vida, sino aquéllas que se plasman como concreción viva del amor entusiasta por la persona de Jesucristo”.

Represión.

“La educación infantil en muy buena medida ha sido represiva. Paulatinamente, el niño va aprendiendo a refrenar, él mismo, sus impulsos. Con la represión, el sentimiento se torna inconsciente – como si no existiera – generando un bienestar puramente aparente”.

“…Hasta el más profundo odio debiera ser reconocido en su existencia y el sujeto debería reconocerlo por lo menos en su más honda intimidad: “Siento odio por X, por esto o por aquello”, sin sentirse condenado por experimentar tal sentimiento, lo que evidentemente no quiere decir que se considere apropiada la acción motivada por el odio…


Los sentimientos vienen de la percepción – subjetividad
¡Lo afectivo responde siempre a lo percibido!

“La dinámica del sentimiento incluye la percepción de la realidad, el significado que se le atribuye y las reacciones de orden sicofísico que experimentamos… ”.

“La afectividad precede y condiciona todos los restantes factores sociológicos del desarrollo, en particular, la percepción, a la que está directamente vinculada. Todo lo que percibimos a lo largo de la vida – la manera de enfocar cualquier realidad – está condicionado por nuestra historia y nuestras experiencias afectivas.”

”… Pero cada uno tiene su propio modo y único de ser afectivo, a partir de algunos factores que determinan la individualidad, donde se destacan la corporeidad la historia personal. De allí nace la necesidad de aceptarnos y respetarnos nuestras diferencias personales: no podemos pretender imponer a los demás nuestros propios patrones y medidas afectivos”.

“De nuestros padres heredamos el único punto de partida de nuestro modo propio de ser afectivos; sobre este fundamento nuestra historia irá construyendo nuestra personalidad”.
“El estado de salud, el reposo o el cansancio, la alimentación, las drogas y los medicamentos, y todas las circunstancias que alteran el organismo, afectan también nuestra capacidad de reaccionar, de sentir y de emocionarnos”.


“Éstas características, -naturales y adecuadas en el periodo de la infancia - constituyen el punto de partida de su desarrollo. Si éste se produce convenientemente, la persona debe llegar en la fase adulta al sociocentrismo , a una buena integración social y al amor hacia los demás, con la consiguiente capacidad de amar profundamente y de donarse por entero. La vanidad desmedida, la necesidad de sentirse el centro de atención, la excesiva preocupación por sí mismo, la incapacidad de un auténtico desprendimiento y actitudes parecidas, son indicios claros de una persona adulta en edad pero con rasgos infantiles en su afectividad”.

“Las fijaciones y represiones impiden el paso a la siguiente etapa del desarrollo, La sexualidad es el espacio personal en que se dan con mayor significación y fuerza todos estos procesos, tanto por razón de la energía vital, de la cual aquella es la mayor expresión., como a causa de su función para manifestar intensamente los sentimientos y afectos que orientan hacia el otro, como también por la carga de represiones a la a que está sometida.”


Madurez

“Tanto la vida adulta como la tercera edad son también etapas del proceso afectivo, el cual, cuando ha sido feliz y convenientemente dirigido, permite una relación más adecuada con el propio yo, con el mundo y con los demás, lo que en ningún momento quiere decir que la persona afectivamente madura no tenga altibajos, crisis y momentos problemáticos: lo que constituye su característica fundamental es la mayor capacidad para enfrentar convenientemente dichos momentos”.

“Hay en nuestro modo de ser un reclamo y una búsqueda que nos impelen a la reciprocidad y la complementariedad. La dimensión diferenciadora de la sexualidad está presente de manera especial en toda la geografía del amor”.

“El adulto se integra socialmente, asumiendo sin grandes traumatismos el contexto y las exigencias de las relaciones de trabajo, las responsabilidades familiares, cívicas y religiosas, desempeñando con seguridad los correspondientes papeles. No será ya ni el lobo solitario ni la oveja mansa, sino la persona responsable, participante, confiada en sí misma y segura de sus principios y de sus determinaciones”.

“El adulto sano es alguien que acaricia el deseo de crecer, de superar los espacios de las fallas interiores y que siente la atracción del yo ideal. Es, en consecuencia, alguien que convive con el acierto y el error, con la culpa y la frustración, al mismo tiempo que se dirige hacia el futuro con esperanza”.

“El aprendizaje de la realidad presente en sus significados efectivos es saludable, ya que permite la respuesta emocional proporcionada a la misma realidad; como es igualmente sana la experiencia que fortalezca la autoconfianza, que permita una mayor libertad para sentir y expresar las emociones sin entrar en conflicto con la situación. Finalmente, es sano el estado afectivo que no está condicionado por experiencias traumáticas anteriores y que se produce en función del momento vivido en el presente y no en función del pasado.”

… las soluciones de las crisis –buenas o malas – tienen relación con lo emocional. Entre las soluciones inadecuadas se cuentan: la nostalgia – que procura el regreso añorante a un pasado sereno- , la intolerencia ante la situación crítica – generadora de un desmedido afán por lograr un nuevo equilibrio – lo que lleva a aceptar cualquier aparente solución, o la resignación pasiva, sin lucha y sin búsqueda efectiva y diligente solución”.

“La persona que vive una situación tempestuosa de crisis difícilmente logra percibirla como un momento favorable; lo que claramente aparece es la conmoción, la ansiedad, la inseguridad de quien se siente amenazado y no vislumbra aún el puerto seguro de la conveniente solución”.

Importancia de aceptar y acoger al otro.

“El apoyo afectivo de la comprensión, de la acogida, de la solidaridad y del amor funciona como estimulante de la vitalidad personal y de la capacidad para enfrentar la realidad. Por contraposición, el interés, el abandono, el desinterés, la condenación, el clima frío del desamor disminuyen las energías personales y predisponen para soluciones desastrosas”.

Empresas y comunidades religiosas

“En cada grupo se da todo un proceso afectivo, aún cuando sus miembros no lo perciban, proceso cristalizado en experiencias de cohesiones y de rupturas, en la elaboración de afectos, angustias, agresividades y fugas, y que crea una estructura informal, fundada en la afectividad y que desborda la estructura de la organización formal y legal”.

“…las personas más queridas, respetadas y acatadas –los líderes efectivos de la comunidad – no son siempre precisamente aquéllos formalmente constituidos en autoridad, sino los más capaces de encarar las necesidades y anhelos del grupo y de sus miembros”.


“El proceso del desarrollo psicosexual”. Modelo integrador y holístico

“… el punto final de la línea biológica como la unión con otro individuo y el funcionamiento sexual integrado, o “salud sexual”. El punto final de la línea de desarrollo psicológica sería la unión con el sí mismo, es decir, un sentido coherente, integrado, del sí mismo, que incluye una identidad sexual sana. Asimismo, el punto final de la línea del desarrollo social sería la unión con otras personas, es decir, el funcionamiento relacional maduro, que presupone un alto grado de integración en las líneas de desarrollo biológico y psicológico. Y el punto final de la línea del desarrollo espiritual sería la unión con Dios, la meta de la intimidad y la trascendencia”.

Tema de las relaciones poco profundas…

“El desarrollo retardado o estancado refleja una falta de equilibrio y énfasis excesivo en una de las dos necesidades (autonomía e intimidad), es decir, la persona es excesivamente dependiente o excesivamente independiente”.

“El temperamento de un niño se refleja en su estilo de personalidad como adulto, lo cual significa que patrones adultos como el optimismo y el esfuerzo continuo son más comunes en individuos con temperamentos “fáciles”, mientras que la negatividad y la sospecha están asociadas con el temperamento “difícil” y la pasividad y la excesiva dependencia con el temperamento de “adaptación lenta”.

Estilos de apego:

“Cuando el estilo de apego se caracteriza por la interdependencia emocional, confianza y sentimientos mutuos se llama estilo “seguro.”

En la edad adulta los individuos con estilos seguros exhiben más flexibilidad física y emocional en comparación con quienes tienen estilos inseguros. Es decir, son menos vulnerables a los factores estresantes, por lo que es menos probable que experimenten problemas de salud, depresión, ansiedad, abuso de sustancias o trastornos psiquiátricos sexuales o de otra clase”
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Reflexiones sobre el machismo

07.05.07
Por: Eduardo Anaya Sanromán

Joto, maricon, hijo de la chingada... son palabras ofensivas, cuyo origen es la falta de hombría y la poca autoestima de quien las dice.

“Dime de que presumes y te diré de que careces”.

En pleno siglo XXI en nuestro México y en muchos países del mundo, los hombres abusan de las mujeres, las utilizan y las golpean, como si fueran animales. Se trata de un problema cultural muy grave. El machismo no solo afecta psicológicamente a todos los miembros de la familia sino que, manifestado en la violencia doméstica también es causa muerte y suicidio.

El machismo en México tiene su origen en una confusión de identidad, heredada desde tiempos de la conquista. En ese entonces los mestizos, no querían reconocer su lado indígena, pero tampoco aceptaban cabalmente su lado español, su sangre blanca. Los niños mestizos y los criollos eran atendidos por mujeres indígenas y de ellas recibían el cariño, mientras que el soldado español, padre ausente, fue el primer mod…

Principio y fundamento Pedro Arrupe

Me dio muchísimo gusto saber noticias tuyas y de tu familia y poderte dedicar estas letras. Te dejo con un texto del Padre Pedro Arrupe, que fue General de la Compañía de Jesús:

“No hay nada más práctico que encontrar a Dios.
Es decir, enamorarse rotundamente y sin ver atrás.
Aquello de lo que te enamores, lo que arrebate tu imaginación, afectará todo.
Determinará lo que te haga levantar por la mañana,
lo que harás con tus atardeceres, cómo pases tus fines de semana,
lo que leas, a quien conozcas, lo que te rompa el corazón,
y lo que te llene de asombro con alegría y agradecimiento.
Enamórate, permanece enamorado,
Y esto lo decidirá todo”

Pedro Arrupe.

Te quiero mucho,
tu hermano en Jesucristo N.S. Lalo