Ir al contenido principal

En un hospital de Chiapas

"La amistad con los pobres nos hace amigos del Rey Eternal”
(San Ignacio de Loyola)

Por Luis Manuel Vizcaino Guevara nSJ

Todos los novicios de primer año pasamos por la experiencia de hospitales, en ella como dicen las Constituciones, comemos, dormimos y servimos en algún hospital por un mes o poco más. A Esteban y a mí nos tocó en el Hospital San Carlos en Altamirano, Chiapas. Este hospital lo atienden las Hijas de la Caridad y brinda atención a bajo costo o gratuita a la gente de la región, especialmente a los indígenas que tienen más difícil acceso a esta clase de servicios.En el hospital estuvimos sobre todo en las áreas de Pediatría y Hospitalizados.

Para mí, fue la oportunidad de ver en las personas el rostro de Dios que padece día con día ante tanta miseria y abuso. Pero también el rostro amoroso que les tiende la mano y busca para ellos algo mejor que esas condiciones en las que viven.En la experiencia, nosotros colaborábamos en lo que podíamos, pero más que colaborar, fuimos enseñados en el día a día con lecciones de vida: la amistad que rompe barreras de lengua y cultura; la solidaridad que tenían entre sí las personas que llegaban al hospital para cuidarse y apoyarse entre ellos o la compasión de las hermanas, que toda su vida era atender amorosamente a los más desfavorecidos.

Después de esta experiencia, no me queda la menor duda que el Señor Jesús se manifiesta especialmente entre los pobres y los sencillos.Durante la experiencia, tratamos de servir desde lo bajo, lo humilde; barrer, trapear, cambiar pañales, preparar agua para que se bañen los pacientes, tallar techos, repartir medicinas y leche, etc. y también esto permite ver que en acciones que parecen insignificantes o denigrantes, se aporta y se vive la alegría evangélica.

Vivir hermanado y sirviendo al prójimo sin esperar nada a cambio es lo que da la felicidad.Pasar todo el tiempo en el hospital nos ayudó a lograr una buena relación con los que viven ahí. Convivimos con enfermeras, doctores y doctoras que viven en un albergue y con muchos familiares que contaban sus historias, y abrían el corazón sin más.

Me conmovió la realidad que vive la gente: ver como el gobierno durante años les ha estado quitando sus tierras y abusado de ellos sin que pueda oírse su grito de dolor y sin encontrar solución a sus problemas; pero a la vez, fue el encontrarme con una fe fortísima que los hacía confiar, y aunque tuvieran diferentes credos, reconocerse hijos del mismo Padre que nunca los desampara.Por último, casi al final de la experiencia nos pidieron que diéramos unos retiros. Fue una oportunidad para compartir lo que podemos y hablar con el personal sobre lo más importante para sus vidas y nuestras vidas; el Señor que es todo amor y misericordia.

Todavía me tiene sorprendido la fe tan impresionante de esa gente sencilla que me enseñó muchísimo más de lo que esperaba y estoy cada vez más confirmado en que el Señor me llama a servirlo desde los sencillos y los más necesitados y ante todo, compartir la vida que para eso venimos al mundo.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Reflexiones sobre el machismo

07.05.07
Por: Eduardo Anaya Sanromán

Joto, maricon, hijo de la chingada... son palabras ofensivas, cuyo origen es la falta de hombría y la poca autoestima de quien las dice.

“Dime de que presumes y te diré de que careces”.

En pleno siglo XXI en nuestro México y en muchos países del mundo, los hombres abusan de las mujeres, las utilizan y las golpean, como si fueran animales. Se trata de un problema cultural muy grave. El machismo no solo afecta psicológicamente a todos los miembros de la familia sino que, manifestado en la violencia doméstica también es causa muerte y suicidio.

El machismo en México tiene su origen en una confusión de identidad, heredada desde tiempos de la conquista. En ese entonces los mestizos, no querían reconocer su lado indígena, pero tampoco aceptaban cabalmente su lado español, su sangre blanca. Los niños mestizos y los criollos eran atendidos por mujeres indígenas y de ellas recibían el cariño, mientras que el soldado español, padre ausente, fue el primer mod…

Frases sueltas sobre Afectividad

Fragmentos de "Somos afectivos"
Autor: Silveira


Ante una elección de estado de vida.

“Las decisiones vocacionales mas fundadas y valederas no son el resultado de la elección fría y racional de un determinado sistema de vida, sino aquéllas que se plasman como concreción viva del amor entusiasta por la persona de Jesucristo”.

Represión.

“La educación infantil en muy buena medida ha sido represiva. Paulatinamente, el niño va aprendiendo a refrenar, él mismo, sus impulsos. Con la represión, el sentimiento se torna inconsciente – como si no existiera – generando un bienestar puramente aparente”.

“…Hasta el más profundo odio debiera ser reconocido en su existencia y el sujeto debería reconocerlo por lo menos en su más honda intimidad: “Siento odio por X, por esto o por aquello”, sin sentirse condenado por experimentar tal sentimiento, lo que evidentemente no quiere decir que se considere apropiada la acción motivada por el odio…


Los sentimientos vienen de la percepción – subjetividad
¡L…

Principio y fundamento Pedro Arrupe

Me dio muchísimo gusto saber noticias tuyas y de tu familia y poderte dedicar estas letras. Te dejo con un texto del Padre Pedro Arrupe, que fue General de la Compañía de Jesús:

“No hay nada más práctico que encontrar a Dios.
Es decir, enamorarse rotundamente y sin ver atrás.
Aquello de lo que te enamores, lo que arrebate tu imaginación, afectará todo.
Determinará lo que te haga levantar por la mañana,
lo que harás con tus atardeceres, cómo pases tus fines de semana,
lo que leas, a quien conozcas, lo que te rompa el corazón,
y lo que te llene de asombro con alegría y agradecimiento.
Enamórate, permanece enamorado,
Y esto lo decidirá todo”

Pedro Arrupe.

Te quiero mucho,
tu hermano en Jesucristo N.S. Lalo