martes, 13 de marzo de 2007

Adivina adivinador...

06.03.07


ADIVINA ADIVINADOR

Por Eduardo Anaya Sanroman


Una triste realidad…

Cada vez vemos mas anuncios en televisión en los que psíquicos, astrólogos, adivinos, consultores espirituales y demás nos ofrecen sus servicios. Dicen que te pueden ayudar, porque lo saben todo, tienen la sensibilidad y la experiencia para curar tus heridas, liberar tu espíritu y lograr que por fin seas feliz.

También tienen sus programas de radio y se publicitan con volantes en las esquinas de las calles. Parece que sus canales de comunicación y la calidad de su publicidad depende del sector de la sociedad al que van dirigidos. (no todos los psíquicos pueden pagar un anuncio en televisión en horario triple A).

Prometen que te dirán si tu esposo (a) te esta siendo infiel. Que te avisaran si estas hechizado por alguna persona. Que te dirán si le caes gordo a alguien y te esta criticando a tus espaldas. Que te alertaran en caso de que alguien te envidie y te aviente malas vibras.

Venden y prestan sus servicios de muchas formas. Hay servicio por teléfono. Puedes hacer una llamada (cobran una buena cantidad por minuto) y empezar a desahogarte con ellos para que luego ellos te asesoren y de indiquen el camino que debes seguir en orden a tu felicidad. Otros tienen servicio en vivo, puedes ir a verlos, a su casa, a una pseudo – oficina o a una estación de radio, y allí te revelaran todos los secretos que te harán una persona mas alegre y exitosa. Ahora por Internet te atienden con el respectivo cargo a una tarjeta de crédito.

En realidad, lo único que están buscando es ganar dinero. Se ganan el pan de cada día, (y el de muchos días en unos pocos minutos) aprovechándose de la falta de formación, del dolor y de la incertidumbre de la gente. Y lo más increíble es que sus clientes pertenecen a todas las clases sociales. Hay pobres, menos pobres, clasemedieros y también hay ricos y poderosos que les llaman y les pagan por sus servicios. El mercado es amplio y parece que esta en expansión.
Como muchos no le encuentran sentido a su vida los psíquicos, asesores o hechiceros están haciendo negocios exitosos. Ganan dinero a costa de la ignorancia de muchas personas que no atinan que hacer para liberarse del estrés y la incertidumbre que derivan de los problemas económicos y familiares.

Recurrir a estos psíquicos es un error en el que caen muchos cristianos que han sido heridos y que no tienen una buena formación religiosa. Posiblemente conocerás a algunos que acuden a adivinos buscando luz para enderezar la propia vida, sin saber que el único que puede ayudarles es Dios.

Muchas personas se involucran en prácticas de espiritismo que es parte de la Nueva Era. (New Age). Así estas personas procuran llenar su vacío espiritual. Estas pobres personas se dejan fascinar por supuestos poderes espirituales. Creen recibir mensajes del "más allá", sin darse cuenta de que son víctimas de vividores que negocian con lo religioso, lo psíquico y lo trascendente. Las supuestas artes que pretenden comunicación con los muertos están reñidas con nuestra religión.

Entristece ver cómo las personas que se involucran inocentemente en prácticas ocultistas creen que esas experiencias y manifestaciones esotéricas provienen de Dios. Piensan que una vaga sensación de amor, paz y unión con el Universo es siempre una experiencia de unión con Dios. Equivocadamente creen que sin haberse arrepentido de sus pecados para vivir en gracia de Dios, pueden disfrutar de la comunión con Él.

Estas ingenuas personas se quedan con un espejismo en lugar de llegar a conocer en toda su plenitud el amor transformador y poderoso de Dios, el único que de verdad puede sanarlas. En palabras de San Juan de la Cruz: "Como el agua extingue un fuego, así el amor limpia de todo pecado."

Ojala que tú no seas de estas personas que caen en las garras de los psíquicos o adivinos, que en realidad son grandes farsantes y lo único que quieren es que les regales tu dinero.
Es muy importante que cada quien se conozca a si mismo para poder librar las batallas de la vida. Solamente conociéndote a ti mismo puedes analizar las causas y las consecuencias de todos tus actos. Es importante conocer nuestras capacidades y limitaciones y, tras una reflexión profunda, poner los medios para salir del bache o del estado de tristeza que te paraliza.

Somos seres humanos dotados de inteligencia y voluntad. Los horóscopos, las cartas, el café y los astros nada tienen que ver con nuestro futuro. El futuro depende de uno mismo. El destino esta en nuestras propias manos. Y si tenemos Fe sabemos que todo lo que nos sucede tiene un sentido, Dios sabe porque permite algunas situaciones extremas en nuestra vida. “No hay mal que por bien no venga”. Si vivimos con Esperanza y sentimos que las cosas están mal, nosotros podemos cambiar nuestra actitud y generar el cambio que nos haga felices.
“Tu eres el arquitecto de tu propio destino”.

Desconfía de psíquicos, astrólogos, consejeros de tarot, parasicólogos y mediums.
Confía en Dios y confía en ti mismo.

Además de que un día moriré solo una cosa puedo adivinar en este momento: Que los que frecuenten a estos psíquicos o asesores espirituales gastaran grandes fortunas y no encontraran soluciones ni felicidad. Las respuestas están en lo profundo de nuestro corazón, y las sabremos cuando aceptemos que somos muy amados por Dios.

No regales tu dinero a quienes no tienen el poder de mejorar tus problemas. La decisión es tuya.

REFLEXION

1. ¿Conoces a alguna persona que acuda a psíquicos o adivinos para manejar su vida?
¿Qué opinas al respecto?

2. ¿Conoces a alguna persona que crea en la lectura de las cartas o el café?

3. ¿Crees que es justo aprovecharse de los problemas y la ignorancia de los demás para
ganar dinero?

4. ¿Alguna vez has visto en el periódico un titular que diga: Adivino se saca la
lotería?

Eduardo Anaya
eas27@rocketmail.com
Publicar un comentario en la entrada