Ir al contenido principal

¿Vives para trabajar o trabajas para vivir?

Por Eduardo Anaya Sanroman

En estos tiempos en que las personas pasamos mucho más tiempo en el trabajo que antes es importante encontrar sentido trascendente a la vida laboral, sin descuidar los espacios y los tiempos de vida personal y familiar.

No somos maquinas, ni somos solo cerebro para tomar decisiones y dar resultados. Somos seres humanos, que estamos hechos para dar, para amar, y que necesitamos reconocimiento y aceptación. El trabajo es un medio para vivir. Se trabaja para vivir, porque el trabajo es el medio por el cual podemos conseguir nuestro sustento y el trabajo dignifica a la persona humana. Pero existe un límite ya que no podemos pasar todo el día únicamente resolviendo los problemas de una oficina, de un taller, o de una fábrica…
Debemos tener una vida propia, y no dejar que el trabajo se convierta en nuestra única realidad y nos separe de nuestra familia y de nuestros amigos.

Quien vive para trabajar puede tener muchas satisfacciones personales, desarrollo profesional, reconocimiento y une buena remuneración. No obstante, tal vez es más feliz quien sabe combinar la vida laboral con la vida personal que consiste en pasar tiempo con la familia, con los amigos, y con uno mismo.

La familia es el cimiento sobre el cual se edifica toda sociedad. Si tenemos familias sanas, tendremos sociedades sanas y felices. Si tenemos familias enfermas, tendremos sociedades enfermas e infelices. Por esto es importante que los Empresarios, Los propietarios, los patrones, Los jefes y los que tienen cargos de responsabilidad en las empresas comprendan que todos necesitamos tener tiempo para los temas personales.

La amistad es también un ingrediente muy necesario en la vida de una persona. Si bien es cierto que uno tiene amigos en el trabajo, y puede ir construyendo relaciones, también es cierto que todos tenemos una historia propia, que incluye, nuestros años de formación en la juventud, y de esas épocas tenemos amigos, a veces los mejores… Por lo tanto es esencial destinar parte de nuestra semana a la charla con los amigos, porque ellos nos ayudan a ser mejores personas, y porque mutuamente nos apoyamos unos a otros. La amistad se tiene que cultivar, y si no nos damos el tiempo necesario corremos el riesgo de distanciarnos y perder uno de los valores mas preciados que puede tener el ser humano: tener un verdadero amigo.

Practicar algún deporte, tener alguna afición es fundamental para que nuestra mente descanse de todos los problemas del trabajo. Ojala que todos tuviéramos algo que nos apasione además del trabajo formal. El ejercicio físico reporta grandes beneficios para quien lo realiza con frecuencia, libera el estrés y previene muchos padecimientos físicos y psicológicos.

Definitivamente habría menos suicidios en el mundo si los seres humanos optáramos por el equilibrio entre la vida laboral-profesional y la vida personal-familiar.

Esta comprobado que una persona no rinde si pasa mas de 8 horas desempeñando la misma actividad. Es impresionante que haya personas que duran más de 10 horas al día encerradas en una oficina, taller o fabrica.

Para terminar esta reflexión preguntémonos tres cosas:

¿Hace cuanto que no vas con tu familia a algún parque, a cenar, a caminar o al cine?
¿Hace cuanto que no disfrutas de una buena conversación, tomando café con tu mejor amigo?
¿Hace cuanto que no practicas el deporte que te gusta?

Puedes hacerlo, todo es posible con voluntad y esfuerzo, solo necesitas organizarte, y si en la empresa en que trabajas no te es posible tener vida personal, lo más sano para ti y para tu familia seria que buscaras otra opción de trabajo.

Lo que esta en juego es tú Felicidad y la de los que te aman.

Eduardo Anaya
eas27@rocketmail.com
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Reflexiones sobre el machismo

07.05.07
Por: Eduardo Anaya Sanromán

Joto, maricon, hijo de la chingada... son palabras ofensivas, cuyo origen es la falta de hombría y la poca autoestima de quien las dice.

“Dime de que presumes y te diré de que careces”.

En pleno siglo XXI en nuestro México y en muchos países del mundo, los hombres abusan de las mujeres, las utilizan y las golpean, como si fueran animales. Se trata de un problema cultural muy grave. El machismo no solo afecta psicológicamente a todos los miembros de la familia sino que, manifestado en la violencia doméstica también es causa muerte y suicidio.

El machismo en México tiene su origen en una confusión de identidad, heredada desde tiempos de la conquista. En ese entonces los mestizos, no querían reconocer su lado indígena, pero tampoco aceptaban cabalmente su lado español, su sangre blanca. Los niños mestizos y los criollos eran atendidos por mujeres indígenas y de ellas recibían el cariño, mientras que el soldado español, padre ausente, fue el primer mod…

Frases sueltas sobre Afectividad

Fragmentos de "Somos afectivos"
Autor: Silveira


Ante una elección de estado de vida.

“Las decisiones vocacionales mas fundadas y valederas no son el resultado de la elección fría y racional de un determinado sistema de vida, sino aquéllas que se plasman como concreción viva del amor entusiasta por la persona de Jesucristo”.

Represión.

“La educación infantil en muy buena medida ha sido represiva. Paulatinamente, el niño va aprendiendo a refrenar, él mismo, sus impulsos. Con la represión, el sentimiento se torna inconsciente – como si no existiera – generando un bienestar puramente aparente”.

“…Hasta el más profundo odio debiera ser reconocido en su existencia y el sujeto debería reconocerlo por lo menos en su más honda intimidad: “Siento odio por X, por esto o por aquello”, sin sentirse condenado por experimentar tal sentimiento, lo que evidentemente no quiere decir que se considere apropiada la acción motivada por el odio…


Los sentimientos vienen de la percepción – subjetividad
¡L…

Principio y fundamento Pedro Arrupe

Me dio muchísimo gusto saber noticias tuyas y de tu familia y poderte dedicar estas letras. Te dejo con un texto del Padre Pedro Arrupe, que fue General de la Compañía de Jesús:

“No hay nada más práctico que encontrar a Dios.
Es decir, enamorarse rotundamente y sin ver atrás.
Aquello de lo que te enamores, lo que arrebate tu imaginación, afectará todo.
Determinará lo que te haga levantar por la mañana,
lo que harás con tus atardeceres, cómo pases tus fines de semana,
lo que leas, a quien conozcas, lo que te rompa el corazón,
y lo que te llene de asombro con alegría y agradecimiento.
Enamórate, permanece enamorado,
Y esto lo decidirá todo”

Pedro Arrupe.

Te quiero mucho,
tu hermano en Jesucristo N.S. Lalo